Atracción Mortal


La noche había caído sobre la Mansión Malfoy. Con la vuelta de Lord Voldemort, la casa de uno de sus más directos y fieles lacayos se había convertido en la guarida principal de todos los Mortífagos. En ella vivían habitualmente la familia Malfoy, pero ahora también residia allí Voldermort y Bellatrix, hermana de Narcisa y una de las incondicionales de Voldemort. Cada uno tenía su habitación, ya que la Mansión Malfoy era muy grande y majestuosa. Se estaban viviendo tiempos muy difíciles y duros en el mundo mágico, ya que el final se acercaba y claro, era muy peligroso salir de casa sin riesgo de ser descubierto. De modo que se pasaban casi todo el día encerrados trazando maléficos planes.

Con la noche ya sobre sus cabezas, el movimiento en la casa era incesante… ¡pum!
- ¡Aaaaaaaaaaaah! Por todos los diosesssssss.
- ¿Qué pasa Bellatrix?- dijo Voldemort acercándose a la habitación cansinamente.
- ¿Qué que pasa? ¡ODIO LIMPIAR!
- Ya lo se, pero todos vivimos aquí, apenas salimos y no vamos a vivir en la mierda, ¿no?
- ….
- Contéstame.
- Si- dijo haciendo un mohín.
- Bueno, pues eso. A mi ayer me toco fregar, ese puto sombrero me tiene manía y siempre me toca fregar… en fin, recoge ese jarron y sigue. ¡Y no hagas ruido! Estoy ideando planes maléficos contra Potter.
Cabreada como un mono, Bellatrix siguió limpiando mientras canturreaba una melodía que había oído en la radio. Estaba harta de estar encerrada, encima tenían que repartirse las tareas de la casa porque los Elfos Domésticos habían huido y era imposible dar un paso sin quedarse pegado al suelo. Se repartían las tareas de la casa metiendo en un sombrero de Narcisa papelitos con las tareas, y a ella le había tocado limpiar los jarrones, ella, que tenia un pulso para robar panderetas.
- Esto parece la casa de Gran Hermano…- murmuró
En ese momento apareció Voldemort de una de las paredes, haciendo que Bellatrix diera un respingo por el susto.
- Es cierto… que pena que no se pueda nominar a nadie…- y salió riendo de forma maligna de la habitación.
Bellatrix le miró como salía y siguió con su limpieza como si no hubiera visto nada, no debía perderle el respeto a su Señor.

Salió de esa habitación y por el camino se encontro con Lucius
- ¿Qué tal la limpieza Bella?- pregunto conteniendo la risa.
- Que te den por el culo Lucius.- éste estalló en carcajadas- ¿encima te ries? Que poco respeto me tienes… -le dio una patada mientras Lucius se caía al suelo de la risa- me voy con tus putos jarrones… que encima son más feos que pegar a un padre.
- ¿Pero qué mierda pasa aquí?- Voldemort salió de una habitación diferente a la de antes, hecho una furia- ¿es que no sabeis estar callados? ¡Estoy ideando planes maléficos y necesito silencio!
- Lucius se rie de mí- dijo orgullosa Bellatrix.
- Acusica- le espetó el otro.
- Vaya dos… me voy, tanta estupidez puede ser contagiosa.
Bellatrix siguió su camino, el siguiente sitio donde tenia que limpiar era el baño del piso de arriba, se acercó y justo cuando iba a abrir la puerta… esta se abrió antes, dejando salir un monton de vapor y a Draco con solo una toalla. Bellatrix se le quedo mirando, cierto es que entre su hermana y el estúpido de Lucius habían criado a un buen chaval, encima con la marca tenebrosa en el brazo…
- ¿Qué miras?- era igual de desagradable que el padre.
- A ti, estas en mi camino.
- Ah, perdona, ¿vas a entrar?- ¿Draco amable?
- Tengo que limpiar los jarrones, y en este baño hay uno.
- Vale.
Draco entro de nuevo, recogió su ropa sucia y salio del baño agarrándose con una mano la toalla para que no se le callera… cosa dificil ya que Bellatrix no se apartaba de su camino.
- Me dejas…
- Ah! Si si…

Esa misma noche Bellatrix comenzó a soñar con Draco de manera enfermiza; le veía por todas partes, solo con su toalla… verde y plateada por supuesto, como se acercaba sinuosamente a ella con el torso desnudo y mojado y el pelo mojado y revuelto… y comenzaba a quitarsela…
- ¡¡¡¡¡¡¡Bellatrix!!!!!!!
- ¿Qué?!
- Estas dormida- le acuso Voldemort con mala cara.
- No…- movio la cabeza y se encontró con la mirada de Draco.
- Señor, quizás ha tenido una mala noche- le defendio el muchacho.
- Mala noche… mala noche es aguantar los ronquidos de Colagusano- le tenía al lado, así que le dio un capón.
- Perdón señor…
- Que sea la jodida última vez… vale, sigamos con el plan maléfico: entonces me acerco a Potter de noche…
- Señor…- carraspeó Lucius- quizás… quizás deberíamos pensar también en atacar a lo que rodea a Potter y no solo a él… llevamos dos horas hablando de lo mismo…
- Pero…- Voldemort se sentó abatido- pero…
- Si, él es importante, pero hay que saber como llegar a él.
- Estoy desolado, se acabó la reunión.

Bellatrix salió corriendo a su habitación. Estaba roja como un tomate y no podía olvidarse de su sobrino con la toalla puesta, el pelo rubio revuelto y ese aspecto tan maléfico y chulo… Intentó controlarse, llevaba mucho en Azkaban y era normal que se viera impresionada por un tio como él… después de ver esos decrepitos y a los Dementores… ¡pero no dejaba de ser su sobrino!
- ¡Bellatrix!
Era Voldemort, ¡que pesado! No le quedaba otra que ir. Por el camino se encontró con Draco, con un traje negro, camisa negra y unas gafas negras de sol.
- Ehm, ¿dónde vas Draco?
- A dar un paseo, estoy agobiado.
- Normal, esto que estamos haciendo puede superarte… pero eres un chico fuerte…
- Si… bueno, ve te llama Voldemort.

Después de consolar al Señor Tenebroso, su llorera por “pensar” que está obsesionado con Potter, y decirle cien veces que no, que es normal que le odie, que es horroroso, mala persona bla bla, consiguió huir de él. Se fue a la cocina a hacerse un té, y allí estaba Draco muy triste.
- Hola Draco, ¿va todo bien?
- No…
- Si puedo ayudarte…- dijo mientras se toqueteaba el pelo.
- Pansy me ha dejado… en cuanto ha sabido lo que soy, ha huido de mi.- levantó la mirada llorosa- ¡me odia!
- Eres un chico maravilloso Draco, no te dejes influenciar por esa gente. Muchos no entienden lo que estamos haciendo, pero tenemos que hacerlo, las cosas son así; somos nosotros o ellos.
- Lo sé… pero… ella… decia unas cosas y pense que me apoyaría…
- Es muy típico, en cuanto lo tienen delante no saben la dimensión de las cosas, y ella hablaba por hablar.
Draco rompió en sollozos y se abrazó a Bellatrix, ésta no sabía que hacer, sentía que por un lado debía abrazarle, para consolarle y demostrarle su apoyo, pero, dada su situación actual para con el no sabría por donde irían las cosas… así que decidió apoyarle, y le abrazó, Draco levantó la mirada y sin palabras le agradeció a su tía su apoyo, en ese momento Bellatrix no pudo más y le besó…

Lo que sucedió a continuación fue muy confuso para ambos. Draco no se apartó y siguió besando a Bellatrix, le pasó la mano por el pelo, jugando con sus rizos, fue bajando por su espalda, siguiendo el dibujo que trazaba su columna vertebral y la alzó en el aire para posarla en la encimera, Bellatrix le quitó la chaqueta y la arrojo al otro lado de la cocina mientras intentaba quitarle la camiseta, Draco comenzó a besarla el cuello y a meter su mano debajo del vestido… en ese momento alguien abrió la puerta.
- ¡Ya se como vencer a Potter…
Draco y Bellatrix miraron a Voldemort con los ojos como platos, este les miraba a su vez, asustado.
- Creo que… volveré en otro momento…- comenzó a dar marcha atrás, se chocó con la puerta cerrada…- ¡joder! Ya me voy…- la abrió como pudo y salió corriendo.
- ¡Mierda!- dijo Bellatrix- espero que no diga nada.
- Me da igual- dijo Draco mientras se colocaba la camiseta y se ponía la chaqueta- podemos hacer lo que queramos, además necesitaba un momento como este… ehm… gracias.
- No hay de que… he de confesar que yo tambien lo necesitaba… y lo haces bastante bien…
Draco esbozó una media sonrisa y salió de la cocina.

En la reunión de esa noche, Voldemort entró como una exhalación y cuando vió a Draco y Bellatrix empezó a sudar, se sacó un pañuelo, se secó la frente y empezó a abanicarse.
- ¿Esta bien Señor?- preguntó Lucius.
Draco fulminó con una mirada a Voldemort, y este dijo:
- No… ¡hace mucho calor aquí joder! Haz algo Lucius, te lo ordeno- y se sentó dignamente.
Lucius levantó una ceja y resoplando se levanto a abrir las ventanas.
- Muy bien mis queridos mortifagos… esta noche será la definitiva… atacaremos Hogwarts con todas sus consecuencias…

5 comentarios:

  1. Diossss, me parto con Voldemort y sus pesimismos ñoñiles xD le ridiculizas muuuy bien... PLANES MALÉFICOS, PLANES MALÉFICOS CONTRA POTTER!!! xD

    A ver si te hace ilu y haces más. A ver si un día me inspiro y hago uno, jejeje .p

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajaja, está muy bien jajajaja, Voldemort xDDD que punto, está pirado xDDDD.

    Te quiero nena ^^.

    Namarie.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta. Es divertidísimo xD y eso que yo no estoy familiarizada con estos personajes...

    Espero que te animes y continúes. Te puede salir una historia paralela muy interesante ^_^

    TQM guapa.

    ResponderEliminar
  4. Gracias! primero por leerlo y después por los ánimos ^^. Tengo algún otro Fic por ahi tambien de Harry, ya lo pondre para que lo leais ^^.

    ResponderEliminar
  5. Está chulísimo jaja. Me encanta como idiotizas a voldemort xD y aun así sigue siendo genial :D
    Uhhh una escena subida de tono en la cocina eh?? Yo habría hecho que Voldi se uniera a la fiesta jajajaj pero como todos sabemos, yo soy un psicótico xD
    Genial, cinco estrellas mi pequeña L ;)

    ResponderEliminar