miércoles, 30 de junio de 2010

Crítica literaria: El Elfo Oscuro I: La Morada

Título original: Homeland
Autor: R.A.Salvatore
Nº de páginas: 367
Editorial: Timunmas
Saga/trilogía:
Nombre de la saga: El Elfo oscuro

El primer tomo de la primera trilogía de El Elfo Oscuro se puede definir con una palabra: fantástica. Es imprescindible tener una imaginación bien desarrollada y estar acostumbrado a libros como El Señor de los Anillos o Las Crónicas de la Dragonlance para poder entender, no solo la grandeza de esta historia, sino todo lo que contiene en su interior.

Antes de meterme en materia y empezar a desgranar el porque de esta afirmación, os dejo una pequeña sinopsis de este libro: "La extraña y exótica Menzoberranzan, la gran ciudad de la antípoda oscura, fundada hace milenios por los elfos oscuros tras su marcha del mundo exterior, es la morada del héroe de "El valle del viento helado", Drizzt Do Urden. Drizzt, el joven príncipe de una de las casas regentes, llega a la madurez en el mundo cruel y despiadado de su raza, donde el único rayo de esperanza es su maestro de armas, Zaknafein, quien le enseña cómo -y para qué- usar una espada. Dotado de un honor incomprensible para la sociedad sin principios que lo rodea, atenta únicamente a satisfacer los viles caprichos de la reina Araña, el joven Drizzt se enfrenta a un dilema inevitable: ¿podrá vivir en un mundo que rechaza la integridad? "

Después de tener una idea de lo que va el comienzo de esta historia, paso a comentaros porque es necesario tener una imaginación bien amueblada para entenderlo; en primer lugar está Menzoberranzan, el lugar de nacimiento de Drizzt y de residencia de los Elfos Oscuros, una intrincada colección de estalagmitas donde nunca brilla el sol y donde la única luz es la de Narbondel, creada por los magos. A grandes rasgos, la sociedad Drow (así se llaman los elfos oscuros) se ordena por casas, cada casa tiene un poder determinado y una posición social, y pueden ir escalando si eliminan a las casas más débiles.

Otro aspecto aparte de la arquitectura, es el tema de las armas y las luchas, R.A.Salvatore las describe muy bien y nos da muchos detalles para que podamos organizar en nuestra mente todos los movimientos por eso, sobretodo en este aspecto, si has leido El Señor de los Anillos o Las Crónicas de la Dragonlance, te será realmente fácil poder disfrutar de lo diestros que son los drows con las armas. Aunque eso si, quizás convendría ver algún dibujo de las armas que utilizan, sobretodo Drizzt, para poder ver mejor la batalla.

El tema de los nombres también es muy importante, tienes que tener muy claro desde el principio quien es cada uno para poder seguir las conversaciones sin perderte, pero claro, en este tipo de historias, los nombres suelen algo intrincados y difíciles, pero Salvatores, sabedor de esto, nos repite las cosas con mucha insistencia para que no perdamos ripia de la historia.

Con respecto a la manera de escribir de Salvatore, tengo que decir que me parece fabulosa; describe fabulosamente bien, da muchísimos detalles imprescindibles ya que, claro, Menzoberranzan no existe y no estamos acostumbrados a vivir en cuevas, y también ayuda bastante a la hora de describir armas. Es la primera vez que leo algo de él, pero la verdad esque me ha animado bastante a seguir con esta trilogia y con el resto de aventuras del joven Drizzt.

Antes de cerrar esta crítica, quiero hacer un comentario de Drizzt, el protagonista de la historia. Nace en una familia que ansía el poder y escalar en la posición social de la sociedad Drow. Desde el principio, él no está para nada de acuerdo con este tipo de visión y hace las cosas que su madre y matrona Malicia le ordena, como es acudir a la Academia (donde termina sus estudios como guerrero) o alistarse en la patrulla con su hermano Dinin por su gran capacidad para la lucha. No comparte ninguno de los preceptos drow y mucho menos la admiración y amor que su pueblo profesa hacia la Reina Araña, llegando a blasfemarla gravemente. Tiene un sentido del honor realmente marcado, y en esto me recuerda a Aragorn (El Señor de los Anillos) el cual, proviene también de una familia poderosa, es un guerrero más que excelente, pero no deja de lado sus principios y no deja que la sociedad le haga corrupto. Se nota que el personaje irá desarrollandose a lo largo de los libros ya que, al terminarlo, te queda el sabor de boca de que apenas le conoces y te entran ganas de ahondar más en su maravilloso carácter.

Tampoco puedo decir mucho más, ya que la trama acaba de comenzar y apenas se han desarrollado muchas cosas, pero se prevee que el resto de la trilogía seguirá con este nivel.

Mi nota es un 8. Altamente recomendable.

2 comentarios:

  1. Uuuuu qué buena pinta tiene esta trilogía!! ESDLA por supuesto lo he leido, pero Dragonlance siempre me echa para atrás, hay tantos y tantos... :S pero sin duda parecen geniales para cuando quiera algo puramente fantástico :)
    Genial reseña L!!
    Un besitoo

    pdt: viste ya Eclipse???!! *__* jeje

    ResponderEliminar
  2. la verdad es que no solo las 2 trilogías de el elfo oscuro son excelentes, la gran mayoría de la colección de reinos olvidados es increíble. en verdad con un poco de imaginación es una visión increíble la de mezoberranzan

    ResponderEliminar

Sobre el Panteón

El Panteón de las Letras es un blog donde abundan las reseñas de una de mis grandes pasiones: los libros. Ellos son los protagonistas de este blog, aunque de vez en cuando también escribo sobre cine, series, anime, manga... es decir, mis grandes aficiones. Si queréis poneros en contacto conmigo, podéis escribirme a: elpanteondelasletrasblog@gmail.com Espero que os gusten la diversidad de temas y que os paséis mucho por aquí. ¡Gracias!

Recent

Random