jueves, 9 de julio de 2009

Crítica musical: Justin Timberlake, Justified


El primer disco en solitario del ex-líder de N´SYNC nos lleno en su día, ya que es un disco que tiene unos añitos, de un sonido nuevo y revolucionario. De la mano de Timbaland, Timberlake se adentro de lleno en un pop fresco y nuevo que renovo en su día el panorama musical.

Su estreno en solitario llegó con mucha espectación y se puso muchísimo interés en este debut, ya no solo por el tiempo que llevo la realización de este disco sino porque suponía el regreso de uno de los productores más reconocidos: Timbaland, conocido ya por su colaboración con grupos como Destiny´s Child, TLC o Aaliyah (fue su padrino musical).

Ya desde el comienzo del disco las bases están muy trabajadas además de mezclar ritmos muy R&B con sonidos pop, dándole un sonido y una dimensión diferente a este disco. Canciones bailables, ritmos que se te meten en la cabeza y muy fáciles de seguir. Es un pop muy diferente al que Timberlake realizaba con los desaparecidos N´SYNC, ya que, al estar más orientado al R&B ha incorporado rap y scratches muy típicos del rap.

Vocalmente este disco esta hecho para que Justin pueda lucirse, más si cabe que con N´SYNC. Una de las características vocales de Justin son los falsetes, técnica que se le da genial y queda realmente bien en las canciones. Esta bien porque en este disco no abusa de ellos y experimenta con nuevas técnicas en su voz, que además puede hacerlo ya que tiene un voz muy voluble y manejable.

Liricamente no nos ofrece nada nuevo, las letras son básicamente amorosas; ya sea de amores preciosos o de rupturas traumáticas, el mejor ejemplo es Cry me a River.

What you got es muy R&B, la más de ese palo que se puede encontrar en este disco. Cry me a river es sin duda el himno del disco, el segundo single y el que le lanzó a la fama mundial, ya que se veía como una confrontación con Britney, su ex novia. Rock your body es la más pop y bailable junto con Like I love you. Y la balada por excelencia es Never again, para mi, la más bonita del disco.

En líneas generales es un buen disco y un buen comienzo de carrera para Justin, que a la vista está no le ha ido nada mal.

Nota: 7

Mejor canción del disco: Never Again

1 comentario:

  1. Yo no fui fan de NSYNC, y tampoco lo soy de Timberlake, pero tengo que reconocer que el chaval sí que tiene buena voz y es algo más que una cara bonita. De no ser así, seguramente no estaría donde está.

    La verdad es que con la crítica tan generosa que has hecho, dan ganas de escuchar aunque sólo sea algo del disco, y de hecho lo haré, pero ahora no, que es tarde ya para poner música :P

    Estoy segura de que a Timberlake le encantaría la crítica que has hecho de su cd.

    TQM

    ResponderEliminar

Sobre el Panteón

El Panteón de las Letras es un blog donde abundan las reseñas de una de mis grandes pasiones: los libros. Ellos son los protagonistas de este blog, aunque de vez en cuando también escribo sobre cine, series, anime, manga... es decir, mis grandes aficiones. Si queréis poneros en contacto conmigo, podéis escribirme a: elpanteondelasletrasblog@gmail.com Espero que os gusten la diversidad de temas y que os paséis mucho por aquí. ¡Gracias!

Recent

Random