Crítica literaria: El Laberinto de la Rosa, Titania Hardie

Título original: The Rose Labyrinth
Autora: Titania Hardie
Nº de páginas: 572
Editorial: Punto de Lectura
Saga/Trilogía: No

Sinopsis: " Un simple pergamino y una llave de plata. Un secreto transmitido de generación en generación. Un misterio a la espera de ser desvelado.

Una madre lega en su testamento un misterioso escrito y una sencilla llave de plata al menor de los hermanos. La tradición familiar establece que dichos objetos pasen de madres a hijas, pero ella, al tener únicamente hijos varones, se devana los sesos durante las últimas semanas de su vida para decidir que hacer con aquello que había permanecido en el seno de la familia durante generaciones."

El Laberinto de la Rosa me ha supuesto una grandísima decepción. Sin ninguna duda esperaba muchísimo más tanto de la historia como de los personajes principales.

Al principio todo empieza bien, poco a poco se va conociendo el misterio que envuelve a los objetos que la madre dejó en herencia a sus hijos, pero llega un momento en que el misterio supera a la autora, se le va de las manos la historia de modo que, te encuentras con páginas y páginas donde los personajes, sentados frente a una mesa tomando té, comienzan a desentrañar la historia que rodea a dichos objetos, pero no una historia fácil de seguir y amena, si no más bien es similar a esas clases de historia donde el profesor se limita a leer un libro sin poner pasión alguna. Hay capítulos donde esta información es bombardeada y el lector acaba exhausto cuando termina dicho capítulo, con un montón de dudas que, por desgracia, no tienen solución al finalizar la historia.

Es todo tan tan misterioso, que en muchos momentos te pierdes entre los diálogos de los personajes, llenos de acertijos y enigmas y referencias históricas que más bien podrían haber sido aclaradas con algún pie de página más. Es decir, que la autora da por hecho que eres conocedor de ciertas obras literarias y momentos históricos de Inglaterra que, en fin, no tiene por qué ser así.

Además de todo esto, hay que añadirle la pesadez de la personaje principal, Lucy King, la cual acaba quemando un poco por que acaba hablando de un modo enigmático y poco claro al final de la historia, acentuando más aún las dudas sobre todo lo que rodea a los misteriosos objetos, protagonistas de la historia.

Si la autora pecó de desarrollar demasiado la personalidad de Lucy, dejó a otros personajes, muy ricos y con mucho potencial, a medio hacer. Desde mi punto de vista, Will, Simon y Henry podrían haber aportado muchísima más frescura y dinamismo a la historia.

Y que decir del lado "malo" de la historia, más misterioso aún, y menos desarrollado que la historia central. Todo su propósito, queda en el aire, desaparecen de un modo un tanto ridículo y sus propositos se quedan en nada.

En definitiva, lo que prometía ser un libro de aventuras, lleno de acertijos que pueden poner la mente de lector a prueba y una historia paralela igual o más interesante que la central, se quedó en eso; promesas.

Nota: 4. Titania Hardie pretende convertirse con este libro en el nuevo Dan Brown. Mal camino lleva.

0 comentarios:

Publicar un comentario