Título original: Tre metri sopra il cielo
Autor: Federico Moccia
Número de páginas: 415
Editorial: DeBols!llo

Sinopsis: " En Roma, como en cualquier otra ciudad del mundo, los adolescentes quieren volar, buscan caminar "tres metros sobre el cielo". Las chicas como Babi se esmeran en sus estudios, hablan del último grito en moda y se preparan para encontrar el amor de sus vidas; los chicos como Step prefieren la velocidad, la violencia, el riesgo y la camaradería de las bandas, pero todos ellos se implican en la vida como si cada segundo fuera el último. Pertenecen a mundos distintos, desean cosas distintas pero tienen algo en común: el amor que les hará flotar y sostenerse, el amor que les hará encontrarse y cambiar. Ellas se volverán más salvajes; ellos más tiernos. Mientras, allí abajo, la vida real ya les reclama.

Tres metros sobre el cielo es una comedia romántica y un retrato de la efímera adolescencia, Y tiene una historia muy especial: publicado por primera vez en 1992, en una edición mínima pagada por el propio autor y que se agotó inmediatamente, fue fotocopiado una y otra vez, y circuñó de mano en mano hasta que se reeditó en 2004, convirtiéndose en un espectacular éxito de ventas."

Antes de comenzar a comentar lo que me ha transmitido y lo que me ha parecido este libro, cuidado, contiene spoilers de la historia, así que si no lo has leído, no lo leas, no vaya a ser que te estropee algo.

Una vez hecha la advertencia, os comento; Tres metros sobre el cielo me ha parecido una soberana estafa. ¿Por qué? muy fácil; me he encontrado con un libro soso, lleno de descripciones inútiles que ocupan páginas y páginas y, lo que más odio de todo; un final de libro precipitado.

Pero vamos por partes porque hay más cosas.

La historia en sí ya no me llamaba desde el principio: típica chica pija que se enamora del típico chico malo de barrio. Una historia muy manida y de la que ya poco se puede decir. Y efectivamente Moccia no ha aportado nada de nada al mito. Básicamente podemos leer como se conocen, como ella se resiste, como ella finalmente se enamora de sus músculos, como él se enamora de su dulzura y de su cuerpo y como finalmente, ella le deja porque no consigue amoldarle a lo que ella entiende como su príncipe azul. Ya está, la historia no tiene más. Aunque no quiero olvidarme del ya típico rechazo de la familia y la mejor amiga petarda.

Más, la forma de escribir de Moccia deja mucho que desear; describe hasta la saciedad detalles nimios como los vestidos o las clases de latín en el Falconieri, dejando a un lado detalles más importantes como algunas relaciones entre los personajes. Pero la palma se la lleva con los capítulos finales. Lleno de frases cortas, poco descriptivas, que te hacen tener que supones en cada momento si habla del pasado, del futuro o del presente y, lo peor de todo, como abusa de ello hasta la saciedad. Odio tener que suponer las cosas, y en este caso, he tenido que suponer el porqué Babi dejo a Step. Tedioso.

El final del libro es precipitado, no sabemos realmente que es lo que realmente provoca que suceda y todo es confuso y vago. Supongo que eso se solucionará en la segunda parte, pero como no pienso leerla, pues me quedaré con la duda.

Otra cosa, y con esto ya termino, es la traducción, mala a rabiar, llena de faltas de ortografía, frases mal traducidas de las cuales tienes que adivinar el significado ya que de otro modo es imposible entenderlas. Supongo que esto tampoco es un punto a favor del libro, pero vamos, que la historia, ni el desarrollo ni el contenido iban a cambiar por tener un traductor bueno.

Nota: 2 "Moccia utiliza un mito fácil para escribir un libro. Un burdo intento de Shakespeare."