La Voz del Diablo es la segunda parte de La Hora de las Brujas (podeís leer la crítica aquí)perteneciente a la saga de las Brujas de Mayfair. En esta continuación de la historia somos participes de la vida después de la partida de Rowan con el recién nacido Lasher, de sus aventuras y desventuras que les suceden en sus numerosos viajes por Europa en su afán para no ser descubiertos. En esta nueva entrega entran en juego varios personajes nuevos de la familia Mayfair, como Mona, y nuevos miembros de la Orden llamada Talamasca, como Yuri.

Rice nos regala en esta nueva entrega nuevas aventuras de la familia Mayfair, en la cual se suceden unos trágicos acontecimientos que llevan al límite de sus fuerzas a todos los miembros de la familia. No decae en ningún momento con respecto a la primera parte de la saga e incluso me atrevería a decir, que La Voz del Diablo es mucho mejor que la La hora de las Brujas, ya que hay más aventura, acción, intriga y momentos de muchísimo misterio y contacto con lo paranormal.

Seguimos el desarrollo personal de Michael, el cual se verá envuelto en varios interrogantes de índole moral que le llevarán más de un quebradero de cabeza. Al caballero inglés Aaron, cuya vida dará un giro radical y conoceremos mejor a varios miembros de la familia Mayfair que en la anterior entrega tuvieron un papel más bien pasivo, como Ryan, cabecilla del bufete Mayfair&Mayfair.

El desarrollo de estos personajes es impresionante, ya que llegas a conocerlos mejor y a entender mucho mejor como actúan, pero sin duda, lo más importante de este libro es poder conocer, por fin, la historia de Lasher, de cómo, cuando y porqué llegó a formar parte de la familia, y porque hace ciertas cosas.

Narrada de un modo como solo Rice sabe, La Voz del Diablo es una continuación mágnifica de la primera parte, y muy recomendada, con un final que te deja boquiabierto y con ansias de seguir con la tercera y última parte de esta saga; Taltos (término cuyo signficado encontraremos en La voz del Diablo). Rice no nos decepciona en esta entrega y nos regala de nuevo su lírica mágnifica.

Personalmente las obras de Rice me enamoran, y esta no se queda atrás, te envuelve con su misterio y su forma tan seductora de describir las cosas. El único punto negativo es el tema de la religión, demasiado presente y con demasiados detalles que bueno, a mi personalmente no me agradan puesto que soy atea y esas cosas no las comparto. Pero por lo demás la continuación de la historia es excelente.

Nota: 8,5
La historia que se os va a relatar a continuación sucedió hace muchos años. Hace tantos que ya ni los protagonistas de la misma la recuerdan, ya que desgraciadamente muerieron en una guerra en la que eran enemigos. Pero aún así, aún quedan retazos de ella, ya que es lo que tienen las historias de amor, que, pese al paso de los años, quedan en la memoria de la gente y pasan de generación en generación.

Todo comenzó en la casa de los Black. Antes de la caída del Señor Tenebroso esta era una de las familias más acaudaladas e importantes del mundo mágico. Bajo el lema Toujours Pours (Siempre Puros) mantuvieron la regla estricta de que sus miembros solo se relacionarian entre los denominados Sangre Limpia, donde la sangre muggle o mestiza no hacia acto de presencia.

Con este peso de historia, vamos a centrarnos en la imagen del joven Sirius Black, el verano antes de entrar en Hogwarts en concreto, ya que sucedió un hecho que cambió su vida para siempre.

Una bochornosa tarde de agosto, Sirius se encontraba en su cuarto leyendo un libro tirado en la cama, cuando su madre entró en su habitación:
- Sirius, arreglate que esta tarde vienen a tomar el té tus primas.
- De acuerdo madre.
Sirius siempre procuraba hacer caso a su madre, era muy estricta y era mejor tenerla contenta con todo para evitar sus ataques de ira.

Esa tarde Sirius se puso su mejor traje de verano y cuando se acercó la hora bajó al salón, ya que el tenía que abrir la puerta. El tiembre no tardó en sonar y abrió la puerta. Tras ella pudo ver a sus primas Narcissa, Andrómeda y Bellatrix, dejándole esta última algo tontado por lo guapa que iba. Toda de negro, con un vestido de tirantes y unos zapatos de charol, miró timidamente a Sirius y entró.

Después de los saludos pertinentes, los chavales salieron a jugar al jardín mientras los mayores tomban el té y hablaban de sus cosas. Sirius y Bellatrix entablaron conversación.
- Vaya- dijo Sirius sentándose a su lado- hacía mucho que no nos veíamos, ¿cómo te va todo?
- Bastante bien, me ha dicho mi madre que este año entras en Hogwarts, ¿estás nervioso?
- La verdad es que si. Lo cierto es que, ando más preocupado que nervioso.
- ¿Y eso? Cuéntame- le miró fijamente a los ojos y dejó su taza de té en el suelo para centrar su atenció en él.
- Y si… y si no entro en Slytherin.
- ¡Vamos Sirius!- Bellatrix estalló en carcajadas- Todos vamos a Slytherin, tu no vas a ser menos.- Sirius la miró asustada- de todos modos, si esto no fuera así, no creo que pase nada.
- No conoces a mi madre…- el rostro de Sirius se puso pálido- sería capaz de echarme de la familia si eso pasará.
- Te digo una cosa- Bellatrix cogió su mano- si eso ocurriera, siempre tendrás un sitio en mi casa.
Sirius sonrió, algo más aliviado al no sentirse solo en esa nueva aventura.
La noche cayó enseguida, y para evitar los peligros de los viajes de noche, la familia se quedó a dormir, ya que la mansión Black era grande y tenían habitaciones de sobra. Mientras todos dormían plácidamente, Sirius no podía conciliar el sueño, asi que bajó a la cocina a ver si habían quedado pastas de la merienda.

Cuando llegó a la altura del salón, vio una figura sentada en el sofá; era Bellatrix, que leía concentrada un libro. Sirius cojió las pastas y se fue al salón con ella. Esta le recibió feliz, y comieron juntos.
- Tengo algo que decirte Sirius…- comenzó Bellatrix temerosa.
- Dime.
- Yo… no quería venir hoy aquí.
- ¿Por qué?
- Bueno… tu siempre me has gustado Sirius. Tu has sido, eres y serás mi primer amor.
Sirius se quedó boquiabierto, no esperaba que ella le dijera eso.
- Se que es imposible- continuó ella- pero… me gustaría que fueras tu el primero en besarme.
Y así fue, Sirius besó a Bellatrix.

Lo que restaba de verano fue inolvidable para los dos, pasaron mucho tiempo juntos y consiguieron que los lazos con su familias se unieran más. Disimularon su relación con mucho arte; besos furtivos, iban cojidos de la mano cuando nadie les miraba, se enviaban cartas cuando pasaban muchos días separados… pero todo eso se rompió el día en que Sirius marchó hacia Hogwarts.

El uno de septiembre salió de su casa con su baúl y su lechuza camino de la estación para coger el tren que le llevaría hacia su nuevo hogar durante los próximos nueve meses. El viaje hacia allí fue alucinante, conoció a un monton de niños de su edad, pero hizo migas con tres especialmente: James, Remus y Peter. Todos fueron juntos en el tren, en las barcas que les llevaban al castillo y entraron juntos al gran salón donde se someterían a la prueba de las casas.

Fueron pasando uno por uno. Sirius vió como sus tres nuevos amigos iban a Gryffindor, y sintió pena por que él iba a ir a Slytherin… o eso creía él. Cuando dijeron su nombre fue hacia el taburete con paso firme, saludó a la profesora McGonagall con la cabeza y se sentó. Le pusieron el Sombrero Seleccionador y…
- Mmmmmm Sirius Black… toda tu familia ha ido a Slytherin desde el comienzo de su legado… pero tu eres diferente- el rostro de Sirius cambiaba de color por momentos- eres noble, y bueno, a la par que muy valiente y decidido. No veo rastro alguno de maldad en ti… tu no vas a ir a Slytherin… vas a ir a ¡Gryffindor!.
El salón estalló en aplausos y Sirius se levantó temblando hacia la mesa de Gryffindor con sus nuevos amigos.

Las noticias no tardaron en llegar, y una carta de la madre de Sirius le dejo muy claro que tenían una conversación pendiente en Navidad, ya que no se iba a molestar en ir a visitarle durante esos meses.

Y con todo la Navidad llegó. Sirius marchó hacía su casa, añorando ver a Bellatrix y poder confiar en ella y encontrar el apoyo que no iba a tener de su familia… pero las cosas no fueron nada fáciles para él, además de tener que soportar la bronca de su madre y el desdén de toda su familia. Sus regalos estaban apartado del resto, nadie le dirigió la palabra en las cenas típicas de Navidad, y Bellatrix no dio señales de vida en esas dos semanas.

Sirius pensó que la ausencia de Bellatrix era obligada, por eso no cejaba en su empeño de mandarla cartas e intentar saber de ella. Pero nunca la volvió a ver. Sirius estaba destrozado, dejó de confiar en las mujeres y se dedicó a coquetear con todas sus compañeras, ganándose así una gran fama de golfo y mujeriego.

Aún así, la situación en casa de Sirius no era buena, es mas, era realmente mala. Hasta que en el verano de su dieciseis cumpleaños, Sirius se marchó de casa, acojido por James Potter, su mejor y grandísimo amigo.

Un día, llegó una carta a nombre de Sirius. Era un sobre grande y abultado. James le entregó la carta y se marchó de la habitación, Sirius abrió la carta y los ojos se le llenaron de lágrimas; era una invitación de boda, para la boda de Bellatrix.

Sirius tiró el sobre al fuego, y salió de la habitación mientras se consumía.
Por fin, tras nueve largos meses de retraso de la película, el día 15 de julio, a las 19.15 en la sala 25 del cine Kinepolis, pude ver Harry Potter y El Misterio del Príncipe. Durante todos estos largos meses, Warner nos ha bombardeado con trailers y fotos de la película, pero todo eso quedó atrás en el momento en el que, tras una nube gris apareció el símbolo de Warner y la música, ya clásica, de todas las películas de Harry Potter.

Me embargó una gran emoción ya que tenía muchas ganas de ver esta película, y he de decir que salí más que satisfecha, salí feliz y con ganas de verla más veces para poder captar todo lo que nos transmite. Pero vamos por partes.

En primer lugar quiero centrarme en la fidelidad de la película para con el libro, ya que sin libro, no habría película, obvio es. Tras leer algunas críticas y comentarios antes de ver la película, iba con la sensación de que me iba a encontrar una película inventada, sin ninguna relación con el libro y lo que él nos transmite, pero nada más lejos de la realidad. Exceptuando alguna escena que otra, el resto de la película es totalmente fiel y refleja perfectamente todo.

Te explican muy bien el tema de los Horrocruxes, básico para la destrucción de Voldemort y para entender la historia. Los recuerdos de Tom Riddle, que completan el tema de los Horrocruxes, son exactos al libro, además del tono verdoso que adquieren, dándole así una atmosfera diferente al resto de la película, aumentando la intriga con respecto al tema de los Horrocruxes y la personalidad de Voldemort. Junto con esto, también se encuentra el tema de las relaciones en Hogwarts; Ron se echa novia, Lavender Brown (personaje muy logrado, que despierta mucha simpatía y ternura), los celos manifiestos de Hermione y la relación de Harry y Ginny. El personaje de Draco Malfoy es sin duda el mejor de toda la película, refleja perfectamente la angustia del chico con respecto a la misión que le ha encomendado Voldemort y como vive la entrada de su padre en Azkaban. Otro de los momentos destacados es la escena de la cueva, cuando Dumbledore y Harry van en busca del guardapelo, uno de los Horrocruxes, en esta escena están los inferi los cuales están muy bien hechos y dan el miedo y el horror que se transmite en el libro. En último lugar quiero destacar la amistad entre Harry y Hermione, la cual confia en su amigo cuando Ron comienza su relación con Lavender, esos momentos me parecen muy tiernos y se ve de verdad que son amigos.

Con respecto a las escenas que no se encuentran en el libro, como la quema de la casa de los Weasley, he de decir que me gusta y que queda bien con lo que es la historia y nos sirve para ver un poco más a la familia Weasley, la cual esta pasando un mal momento debido al abandono de Percy, tema que no se toca en la película.

En cuanto a los actores y su papel, tengo que destacar a Tom Felton (Draco Malfoy), su actuación me gusto muchísimo y me dejó con ganas de más, realmente refleja muy bien la angustia que sufre con respecto a la misión y la tensión a la que se ve sometido. El trío protagonista ha mejorado muchísimo; Rupert Grint (Ron Weasley) nos trae a un Ron más gracioso y relajado y a todo un Don Juan, Daniel Radcliffe (Harry Potter) está más suelto en esta sexta entrega y tambien estás más relajado con respecto al tema Voldemort ya que con Dumbledore parece que estan cerca de encontrar una solución, su relación con Ginny es preciosa y como poco a poco se va enamorando de ella sin poder evitarlo. En lo que respecta a Emma Watson (Hermione Granger)sus mejores momentos son los relacionados con los celos con Ron y la confianza que deposita en Harry. En último lugar quiero destacar el papel de Michael Gambon (Albus Dumbledore) el cual refleja a un Dumbledore gracioso y tranquilo, con comentarios muy simpáticos que hacen esbozar más de una sonrisa.

En líneas generales esta es la mejor película de la saga, contiene todos los elementos del mundo de Harry Potter; magia, aventuras, intriga, amor... es perfecta, genial. Junto con una gran banda sonora, a la cual dedicare otro tema, ya que tambien es muy importante.

Las mejores escenas de la película son: la cueva, la pelea entre Draco y Harry y cuando Harry consigue el recuerdo verdadero de manos de Slughorn. Además, claro esta, de los recuerdos de Tom Riddle.

El único punto negativo, y eso es solo en la versión española, es el doblaje. Patetico y muy mal encajado en los momentos, además de los cambios de voz que han sufrido personajes como Bellatrix. De ahora en adelante la vere en v.o. como protesta por el poco profesionalismo que han presentado.

Por lo demás, mi nota para la película es un 10.

El primer disco en solitario del ex-líder de N´SYNC nos lleno en su día, ya que es un disco que tiene unos añitos, de un sonido nuevo y revolucionario. De la mano de Timbaland, Timberlake se adentro de lleno en un pop fresco y nuevo que renovo en su día el panorama musical.

Su estreno en solitario llegó con mucha espectación y se puso muchísimo interés en este debut, ya no solo por el tiempo que llevo la realización de este disco sino porque suponía el regreso de uno de los productores más reconocidos: Timbaland, conocido ya por su colaboración con grupos como Destiny´s Child, TLC o Aaliyah (fue su padrino musical).

Ya desde el comienzo del disco las bases están muy trabajadas además de mezclar ritmos muy R&B con sonidos pop, dándole un sonido y una dimensión diferente a este disco. Canciones bailables, ritmos que se te meten en la cabeza y muy fáciles de seguir. Es un pop muy diferente al que Timberlake realizaba con los desaparecidos N´SYNC, ya que, al estar más orientado al R&B ha incorporado rap y scratches muy típicos del rap.

Vocalmente este disco esta hecho para que Justin pueda lucirse, más si cabe que con N´SYNC. Una de las características vocales de Justin son los falsetes, técnica que se le da genial y queda realmente bien en las canciones. Esta bien porque en este disco no abusa de ellos y experimenta con nuevas técnicas en su voz, que además puede hacerlo ya que tiene un voz muy voluble y manejable.

Liricamente no nos ofrece nada nuevo, las letras son básicamente amorosas; ya sea de amores preciosos o de rupturas traumáticas, el mejor ejemplo es Cry me a River.

What you got es muy R&B, la más de ese palo que se puede encontrar en este disco. Cry me a river es sin duda el himno del disco, el segundo single y el que le lanzó a la fama mundial, ya que se veía como una confrontación con Britney, su ex novia. Rock your body es la más pop y bailable junto con Like I love you. Y la balada por excelencia es Never again, para mi, la más bonita del disco.

En líneas generales es un buen disco y un buen comienzo de carrera para Justin, que a la vista está no le ha ido nada mal.

Nota: 7

Mejor canción del disco: Never Again
La melancólica muerte de Chico Ostra es un compendio de poemas escritos por el famoso productor Tim Burton. Todos ellos engloban temas tétricos, tristes y con finales muy poco afortunados en casi todos ellos.

Todos los poemas se centran en niños diferentes al resto, marginados por la sociedad y por su propia familia debido a esas diferencias. Casi todas las historias acaban con un final trágico, que acaba con el sufrimiento de ese niño que no es feliz en el mundo que le ha tocado vivir.

Esto se interpreta como una crítica hacia todas esas personas que marginan a los que son diferentes y que, lejos de interesarse por ellos e intentar conocerles y hacerles la vida más fácil, les traumatizan y les dejan solos, y sin una pizca de amor propio.

El humor negro esta muy presente también sobretodo en los poemas cortos y también en los largos, pero de un modo más sutil.

Personalmente me ha gustado mucho, aunque no entiendo mucho de poesía. Mi favorito es el de La Mirona. Os dejo el poema.

Yo conocí a una chavala
que no hacia sino mirar.
No había poder ni cabala
que lo pudiera evitar.
¿Qué más le podía importar?
Sólo mirar y mirar.

Se ponia a mirar el suelo.

Se ponia a mirar el cielo.

Horas y horas ve que ve.
Y nadie sabía por qué.

Pero después de ganar
todas las competiciones

dejó a sus ojos gozar
de unas buenas vacaciones.

Nota: 7,5
20 Historias Inquietantes es un libro que contiene diferentes historias, 20 en concreto, relacionadas con fenómenos paranormales o hechos que aún a día de hoy no han tenido explicación. Este compendio de historias se han reunido en un solo volúmen con el propósito de hacer llegar a la gente las diferentes leyendas que forman parte de la Sagrada y Soberana Orden do Càvaleiros do Sertão, una organización compuesta por diferentes personas con propositos comúnes.

Este tipo de libros hay que enfocarlos de dos maneras; por un lado de un modo conjunto y por otro de un modo individual. En cuanto al conjunto es una buena manera de reunir en un solo volúmen muchas historias de ámbito misterioso y de terror, son muchas, con lo cual ninguna de ella llega a cansarte o aburrirte y te encuentras también muchos tipos diferentes de escritura, además de que cada una de las personas que escriben pertenecen a diferentes ámbitos del mundo periodístico y enfocan cada historia de un modo diferente.

Visto de forma individual cada historia contiene diferentes temas, nos podemos encontrar desde historias relacionadas con el Camino de Santiago pasando por vampiros y terminando con momias y leyendas incas. Son cortas, no llegan a las diez páginas cada una, y algunas tienen final. Las historias que se encuentran incompletas son para mí las mejores, porque son las que dan más pie a la leyenda y dejan trabajar a la imaginación de un modo excelente.

Lo cierto es que es la primera vez que me he encontrado con un libro de historias cortas de este tipo, y he quedado francamente contenta, no solo por que las historias me gustan dado que tratan de misterio y terror, sino porque te involucras de un modo más individual en cada historia, con cada personaje, con cada suceso.

Si sois fans del misterio y teneís curiosidad por saber de leyendas e historias este es vuestro libro perfecto. Y es más, si sois seguidores del programa Cuarto Milenio estareis mucho más satisfechos, ya que estan muy implicados en este proyecto varios miembros del equipo, entre ellos Íker Jiménez.

Personalmente me he quedado muy satisfecha con este libro, y me ha animado a leer más libros compuestos por varias historias.

Nota: 8